En esta sección vamos a ver tres experimentos a través de los cuales podemos realizar actividades con las plantas de manera que sirvan para tener un aprendizaje mucho mas creativo y divertido.


BUSCANDO LA LUZ


Para observar el fenómeno de la búsqueda de la luz de las plantas te proponemos un sencillo experimento. Para ello solo necesitarás:

- Cinta adhesiva

- Tijeras

- Una caja de zapatos

- tierra

- Un tiesto

- Guisantes trepadores

- Pintura negra mate

- Un pincel

- Cartulina negra

1. En un tiesto debes plantar tus guisantes trepadores. Riégalos

2. Prepara una caja de zapatos en la que debes hacer un agujero en uno de los extremos.

3. Pinta el interior de la caja con la pintura negra. La pintura negra absorbe cualquier luz dispersa que entre dentro de la caja.

4. Recorta dos o tres trozos de cartulina negra tan altos como la caja que vayas a utilizar, pero no tan anchos. Con ayuda de la cinta adhesiva pégalos dentro de la caja, como indica el dibujo.

5. Introduce el tiesto con los guisantes trepadores plantados, dentro de la caja, de pie, de tal foma que el agujero quede en la parte superior. Tapa la caja.

6. Observa la caja cada día quitando la tapa para ver qué sucede dentro. Con el tiempo observarás cómo los guisantes que plantaste van buscando el camino hacia la luz y saldrán al exterior por el agujero hecho en la parte superior de la caja.

MIRA COMO BEBEN MIS PLANTAS


Para observar con mayor detenimiento cómo beben las plantas, te proponemos este sencillo experimento. Para su realización sólo necesitas tres flores blancas, unos claveles te servirán. También necesitarás dos vasos, tintas de varios colores, unas tijeras y agua.

1. Echa un poco de tinta de diferente color en cada vaso y añade agua. Ya puedes introducir un clavel en cada vaso.

2. A continuación recorta el tallo del clavel que te sobra a lo largo de la flor, puedes ponerle un poco de cinta adhesiva para que el tallo no se desgarre. Este clavel debes colocarlo como te mostramos en el dibujo, cada parte del tallo debe introducirse en el vaso.

3. Deja tu experimento en una habitación caldeada y en pocas horas observarás los cambios que se han producido. ¿Qué ha sucedido? El clavel que tiene el tallo en un solo vaso, ha cambiado totalmente de color, sin embargo, el clavel que tiene dividido su tallo entre los dos vasos, tiene una mitad de un color y la otra mitad de otro; esto es debido a que ha tomado el agua de distintos vasos.

Para terminar con este apartado proponemos un video de youtube, en el cual podemos ver un sencillo ejercicio con las plantas que también contribuirá al aprendizaje sobre este tema: